En el bello Pueblo Mágico de Huamantla, en el estado de Tlaxcala, se encuentra un peculiar lugar que es perfecto para disfrutar de la comida tlaxcalteca, sobre todo la salsa de molcajete; se trata de Fonda la Esperanza, donde preparan este tipo de comida a base de maíz, frijol, calabaza, nopal y maguey, siendo ingredientes aparentemente sencillos, pero con un gran sabor a cultura y tradición.

Fonda la Esperanza destaca por sus recetas que son traídas desde sus antepasados, que han trascendido de generación en generación, hasta que la abuela Esperanza le enseñó a su nieta todas las recetas, decidiendo compartir sus sabores familiares con todo el mundo por medio de su restaurante. Además, sus deliciosos platillos son distinguidos por su exquisita salsa de molcajete. 

La salsa de molcajete tiene su chiste; con la piedra en el molcajete se muele un ajo grande, se procede a agregar suficiente sal y volver a mezclar mientras se aplasta; por separado se asan chiles y tomates verdes, para verterlos poco a poco al molcajete y molerlos con la misma piedra, el sabor será inigualable por el simple hecho de haberse molido a mano. 

En la actualidad las personas ya no acostumbran a preparar ni comer la salsa de molcajete, sobre todo por el esfuerzo que implica hacerla, además de tener la comodidad de prepararla más fácil y rápido en una licuadora; sin embargo, aunque el esfuerzo es un poco mayor, el sabor vale completamente la pena, ¿te has preguntado por qué si los ingredientes son los mismos, el sabor no lo es? Muchos creen que es por la piedra del molcajete, cuyas propiedades volcánicas otorgan un sabor extra a todos los alimentos preparados en él.

Aunque no sabemos a ciencia cierta si esto es correcto, estamos convencidos de que definitivamente el sabor es sorprendente. No dudes en acercarte a este restaurante y comprobar por ti mismo las delicias culinarias de la comida tlaxcalteca y el sorprendente sabor de la salsa de molcajete.

Experiencias mágicas de pueblo en pueblo #PasseandoPorMexico

Compartir: