Todos queremos un viaje perfecto en familia, pero muchas veces nos es complicado decidir a qué lugar ir, el Pueblo Mágico de Huauchinango nos brinda los escenarios perfectos para pasar un fin de semana lleno de magia, diversión y calma.

Una excelente opción es conocer primero las maravillas naturales que tiene este pueblo, como la Presa Nexapa, que nos brinda unos paisajes sorprendentes dignos de fotografiar, a unos minutos está la Presa Tenango, con una vista tan hermosa que muchos han decidido usarla para diferentes filmaciones, como la película “Tizoc, Amor Indio”, una película mexicana de 1957 con un gran éxito en su época, de la cual todavía se conserva una casita y un árbol que son muy fotografiados por todos los turistas, sobre todo en fin de semana, actuando como si fueran parte de la película. Muy cerca de ahí está el Mercado de flores, con una variedad muy grande de plantas, pero que en épocas decembrinas predomina la bella flor de Noche Buena (Euphorbia pulcherrima).

Una opción increíble es ir a la Cascada de las Truchas, podrás admirarla y comer unas deliciosas truchas que tú mismo puedes pescar, siendo la combinación perfecta para un lugar tan peculiar; además podrás realizar actividades diversas, como equitación, natación y campismo, ¡sí, todo esto!, creando una experiencia inigualable.

Con toda la energía bien recargada, el próximo destino ideal es el Jardín Reforma, ya que es el punto central del Pueblo Mágico, y en donde el fin de semana se llena de familias. A partir de ahí, es posible llegar al Palacio Municipal y un grupo de iglesias bellísimas que se encuentran juntas una con otra, la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, la Capilla de Nuestra Señora de Guadalupe y el Santuario de Nuestro Señor Jesús en su Santo Entierro. 

Muy cerca de estas iglesias está el Parque Escénico Huauchinango, con un lago artificial y juegos infantiles para los más pequeños, que se llenan de ellos el fin de semana, además de albergar al Museo de atuendos Indígenas de la Sierra Norte de Puebla, donde encontrarás una gran variedad de trajes típicos de la zona, representando su cultura y diversidad, destacando de entre todos, los trajes de María Bibiana Uribe Amaro, la India Bonita de México, y el de Tlaltecatzin; un tlatoani (rey o jefe) de Huauchinango.

Qué mejor que culminar el día con un rico tamal de hoja de papatla, o cualquier otro guiso realizado en el Mercado Municipal de Huauchinango, muy visitado el fin de semana por familias, amigos o novios para deleitarse con sus ricos sabores, además de poder adquirir artesanías bellísimas y muchísimos productos más.

Sin duda este Pueblo Mágico nos brinda de todo, llenando el corazón, alma y estómago de todos de una manera única.

#PasseandoPorMexico

Compartir: