El ser Pueblo Mágico significa luchar por proteger y guardar la riqueza cultural del lugar, y sin duda alguna, Orizaba ha sabido valorar y enriquecer cada elemento que integra a la ciudad. Algo que hace a este pueblo sobresalir son sus sitios turísticos, sobre todo por la historia o significado de cada uno, tal es el caso del Poliforum Mier y Pesado, una edificación de 1917 creada por la Fundación Mier y Pesado, que permaneció cerrado por muchos años al ser un asilo, pero como todos los habitantes de Orizaba querían entrar a recorrer sus jardines y conocer cómo era su interior, al pasar los años, el deseo de los orizabeños fue concedido, las puertas del lugar fueron abiertas y todos aquellos que soñaron con conocer el lugar pudieron hacerlo disfrutando además de restaurantes y museos llenos de cultura.

Otro lugar importante por su historia es el Palacio de Hierro, ordenado por Porfirio Díaz, un edificio hecho totalmente en ese material por el ingeniero belga Joseph Danly, el mismo que diseñó la famosa Torre Eiffel, y que está catalogado como el único palacio metálico Art Noveau en el mundo. Cabe mencionar que, durante la era Porfiriana, Orizaba era la quinta ciudad más importante de México y la más rica e industrial del Estado de Veracruz, considerada también como la ciudad más culta y educada del país, por lo que muchos de sus habitantes habían llegado de varias partes del mundo a Orizaba para probar fama y fortuna

Así mismo, destaca el Palacio Municipal, que anteriormente era una escuela, y ahora alberga un mural de José Clemente Orozco, y el Museo de Arte del Estado, que resguarda la segunda colección más grande de pinturas de Diego Rivera dentro de un recinto público a nivel nacional. Algo increíble es que los sitios turísticos de Orizaba no solo son para aquellos que deseen conocer la ciudad, sino que todos los orizabeños disfrutan de todos ellos, tal es el caso de la alameda Francisco Gabilondo Soler, la laguna de Ojo de Agua y el Paseo del Río, utilizados para momentos familiares, comer o para ejercitarse.

 

Sumado a todo lo anterior, en Orizaba las calles se llenan de música, familias y alegría con los desfiles de día de muertos o el de navidad, además de las festividades realizadas en honor a San Miguel Arcángel cada septiembre. Pero lo que más integra la verdadera magia del Pueblo Mágico es su gente, quienes vayas a donde vayas te recibirán con una sonrisa y estarán siempre dispuestos a ayudar.

Experiencias mágicas de pueblo en pueblo #PasseandoPorMexico

Compartir: