Disfrutar al máximo los días en el Pueblo Mágico de Xicotepec es muy sencillo, sobre todo porque a lo largo del recorrido podrás comer algo rico, admirar la arquitectura, comprar artesanías y disfrutar la hermosa vista que ofrece el pueblo durante la noche.

Un lugar fascinante es la parroquia de San Juan Bautista, una construcción de 1570 con estilo barroco y gótico, esta tiene un pozo en su explanada que era usado anteriormente para abastecer de agua al pueblo.A poca distancia de ahí está el jardín central de Xicotepec, donde las parejas o amigos se reúnen para emprender un nuevo camino, o bien solo para descansar; en él está un kiosco de dos pisos con comerciantes de artesanías en la primera planta, donde encontrarás juguetes de madera, macetas de piedra, dulces y demás curiosidades.

Recorrer el pueblo de Xicotepec sin duda provoca hambre.

Para deleitar tu paladar, muy cerca del jardín central se encuentra el restaurante La Choza, donde podrás comer la exquisitez de la cultura gastronómica del pueblo.

Si lo prefieres puedes tener una tarde de charla y convivencia en el Café & Bar La Malquerida, ahí ofrecen cafés riquísimos y las mejores bebidas de Xicotepec, además de que en algunas ocasiones acompañan la tarde con música en vivo.

 

Algo súper tradicional del Pueblo Mágico es el helado de macadamia, lo puedes encontrar en eventos del municipio o en tiendas cercanas, como en la Paletería y Nevería D Villa, donde además de este riquísimo helado encontrarás una gran variedad para disfrutar; excusa perfecta para sentarse a descansar o seguir tu recorrido mientras disfrutas de su delicioso sabor…

Y si de apreciar figuras se trata no hay mejor maravilla que la monumental escultura de la Virgen de Guadalupe, la cual mide casi 30 metros de altura. Se empezó a construir en 2005 con la ayuda y colaboración de los pobladores, quienes además de juntar los recursos, llevaban los materiales poco a poco con sus manos. 

Si te aventuras a recorrer más, podrás observar La Cruz Celestial, ubicada en la cima del Cerro Cojolitoal, al que podrás acceder por medio de sus 750 escalones; al llegar encontrarás una bella cruz de cristal de 30 metros de altura con unos brazos de 15 metros, desde ahí tendrás una vista privilegiada hacia el pueblo y la zona que le rodea perteneciente a la Sierra Norte de Puebla, admirando paisajes increíbles y en ocasiones llenos de un manto blanco de niebla.

Sin duda este punto es el perfecto para culminar el día, admirando la belleza nocturna del bello Xicotepec..

Compartir: