Ni Venus ni la luna: es Coahuila

/
exodus exodus exodus +110

¿De dónde crees que proviene este paisaje extraño? Es tan blanco y enorme que podríamos pensar se trata del Polo Norte o algún planeta albino, como en las películas de ciencia ficción. Bueno, resulta que es México, ¡y que aquí se encuentran las dunas más raras del mundo! Son pálidas como la nieve, abarcan unas 800 hectáreas en Cuatro Ciénegas, Coahuila, y ninguna fotografía hace justicia a su magnificencia. Visitar este escenario natural conocido como Dunas de Yeso representa una aventura inolvidable para todo el que gusta de los desiertos, pero también de vivir experiencias diferentes, casi… marcianas. Porque sí, la NASA ha hecho investigaciones para los casos de estudio del planeta Marte. ¿Quieres saber de qué trata? ¡Abajo te contamos todo!

imagen

Yo había puesto mi mar aquí

Hace millones de años, este paraje de blancura casi abrumadora se encontraba cubierto por un ojo de agua al que llamaban mar de Tetis –igual que la Zona del Silencio–. Al desaparecer éste emergió el suelo marino, lo que se aprecia actualmente en forma de dunas, o formaciones de cristales de calcio, que lastiman las pupilas si las vemos de frente y bajo el rayo imponente del sol. ¡Pero no creas que todo es árido! Se trata de un Área Natural Protegida donde también habitan manantiales, arroyos y lagunas.

Con el viento que sopla constantemente cambia el paisaje, por lo que es un escenario con vida propia; mientras unas dunas se desploman, otras se crean o modifican su tamaño. Las formas que verás hoy, es posible que no las encuentren ya otros visitantes en otra época del año. Se habrán ido para siempre y sólo unas cuantas personas tuvieron la fortuna de apreciarlo ¿no es increíble?

LEE TAMBIÉN: ¡Date un chapuzón en las grutas de Tolantongo! 

imagen

Por otra parte, la gran concentración de yeso es propicia para que diferentes especies de flora y fauna se adapten de maneras extrañas, como las plantas resilientes. Verás, dado a que los arenales están en constante cambio, algunos arbustos se han anclado para poder sobrevivir y evitar ser enterradas. ¿Cómo? Creciendo hacia arriba, en forma de pedestal. Además, durante tu recorrido es probable que encuentres correcaminos, ratones, canguros y hasta escorpiones. Deberás ser muy cuidadoso y observar el rastro que dejan al caminar para que no los pises.

Sin duda, las Dunas de Yeso son el lugar ideal para la fotografía artística, sobre todo al amanecer. Llegar a ellas es como transportarse a otro planeta, genera sensaciones sobrecogedoras. Sólo hay silencio, aire y llanura; la tranquilidad que se respira y se siente es casi inenarrable. Con suerte, al atardecer la luz del sol teñirá las dunas y las cuencas con tonos rojizos, rosas o naranjas, dependiendo de la hora, el clima y de la perspectiva desde donde se admire el paisaje. ¡Increíble!

LEE TAMBIÉN: Cabezas gigantes, un lugar mágico en Querétaro

imagen

¡Visita esta maravilla en Coahuila!

La zona abre todos los días de 10 de la mañana a 5 de la tarde; aunque en otoño-invierno, es de martes a domingo y días festivos. Las dunas se encuentran a 14 kilómetros al suroeste de Cuatro Ciénegas, sobre la carretera federal #30 km 102, dirección Torreón, hacia un camino de terracería pasando Poza de la Becerra.

Si te animas a visitarlas, no olvides llevar lentes de sol para que el reflejo de la arena no dañe tu vista; también utiliza gorra, ropa cómoda y protector solar. Debes considerar que la temperatura en verano puede alcanzar los 40 °C –acude antes de las 12 del día–, mientras que en invierno desciende por debajo de los cero grados centígrados. ¿Ya decidiste cuándo lanzarte?

¡DESCUBRE OTROS LUGARES FASCINANTES EN MÉXICO!

Temporada de luciérnagas en Nanacamilpa 

Millones de murciélagos en Calakmul, maravilla natural

¡Conoce la Casita de Piedra en Jiquilpan!

El majestuoso árbol de Tule, tesoro oaxaqueño

imagen



Búscanos en redes sociales