SÓLO PARA VALIENTES: bebida espiritual con veneno de víbora

/
exodus exodus exodus +110

A algunos les destruye los glóbulos rojos y hace penetrables sus vasos sanguíneos; también afecta el tejido corporal, a la circulación e incluso puede ser mortal para quienes son mordidos y no se atienden rápidamente. El veneno de víbora de cascabel es súper fuerte, tanto así, que algunos aseguran que cura todos los males cuando se prepara en forma de bebida alcohólica. ¡Sí, tal como lo lees!, según pobladores de estados como Chihuahua, Coahuila y Durango, un pequeño trago de sotol con ponzoña –en ayunas y antes de dormir– cura la diabetes, combate el cáncer, la presencia nociva de colesterol y ácido úrico en la sangre, sirve para la sanación del alma, sin contar que… es considerado afrodisiaco guiño, guiño–.

Por supuesto, habrá a quienes sólo se les entuma la boca, pero no podemos negar que es la bebida espirituosa más emblemática que encontraremos en México. Para paladares de gusto tan fuerte como el que seguramente tenían sus creadores prehispánicos, acompáñanos a descubrir qué hay detrás de esta rarísima pero increíble pócima.

El sotol en la tradición

Imagina un frasco transparente. En su interior guarda un líquido blanco, que quizás tienda al amarillento y, al fondo, flota un pedazo de víbora de cascabel –o de plano el animal completo–, moviéndose en el alcohol mientras se quita el corcho para extraer la bebida. Así luce esta variedad de sotol tan llamativa; sin embargo, no siempre es así. La planta del sotol, también llamada “sereque”, se aprovecha por su cabeza o piña. Los Mezcaleros y los Chiricahuas utilizaban el sotol en la misma forma que la planta del maguey, comiendo las partes más tiernas. Los apaches consumían los tallos tiernos de las flores como una legumbre. En el Río Grande y el Río Pecos los indígenas usaban las hojas para hacer sandalias y canastas, al igual que los tarahumaras.

No obstante, existen vestigios de que esta bebida se elaboraba desde hace más de ocho siglos, en un antiquísimo pueblo de Chihuahua llamado Paquimé. Se hallaron hornos sotoleros usados por diferentes tribus, entre ellas los apaches. Después, los españoles implantaron métodos de destilación más eficaces; desde entonces, comenzaron a fabricarse y beberse alcoholes. Así, los pobladores del territorio han rodeado el producto de historia, mitos y leyendas.

imagen

¿Y la víbora?

La elaboración de esta bebida lleva al menos 15 días, ya que se realiza de forma artesanal. El proceso, hecho totalmente a mano, incluye elementos como madera, piedra, agua y tierra. Aquí se corta la planta, se cuece, se pica y se hierve hasta que se extrae la primera destilación; luego vendrá una segunda hasta obtener la bebida final que llegará a los comensales. Se pueden añadir sabores diversos como nuez, almendra, durazno, manzana, canela y crema de sotol.

Con 52 grados de alcohol, su gusto es bastante fuerte debido al ingrediente estrella. A la víbora de cascabel se le extraen de 3 a 5 ml de veneno, y se mezclan con 20 litros de sotol, allí se dejan reposar dos meses; después, el resultado se divide en botellas de 1 litro. En algunos lugares, la víbora es colocada en la bebida para que suelte una grasa llamada “unto”, que se encuentra en sus vísceras y que, al agregarla como aceite, brinda un sabor especial al alcohol.

Las serpientes que se capturan para extraer el veneno llegan a medir 2 metros, con un peso de hasta 4 kilos. La temporada de sotol inicia desde que cae la primera helada en octubre y se extiende hasta la llegada de la temporada de lluvias en junio, siendo abril y marzo los meses más productivos del año.

imagen

Una bebida ancestral de gran valor

Cabe mencionar que, para obtener el veneno de la víbora no es necesario asesinarla, por lo que no se afecta la existencia de la especie. Los productores de sotol consideran a la serpiente como un animal increíble y súper majestuoso, al que no se ha sabido apreciar ni cuidar. Tal vez sea hora de que todos coincidamos con esta idea ¿no crees?

De alguna forma, esta bebida ancestral tan maravillosa no puede considerarse del todo exótica; el único problema radica en los prejuicios de la gente, y en que la mayoría desconoce sus propiedades. ¿Tú qué piensas? ¿Te animarías a probarla?

¿Te agradan los blogs sobre bebidas mexicanas? Chécate el del mezcal y su leyenda, dando clic aquí.

imagen
Búscanos en redes sociales