Ni pizza ni tlayuda: el pishul, delicia tabasqueña

/
exodus exodus exodus +110

Observa esta delicia; probablemente, te recuerde a una rica tlayuda de origen oaxaqueño, o bien a una pizza, debido a su forma y tamaño. Pues bien, no es ni una ni otra, sino un manjar intermedio: el riquísimo pishul, de Tapijulapa, Tabasco.

¡Sí! En los últimos años, este platillo ha llegado a representar un símbolo de la identidad culinaria, no sólo del Pueblo Mágico, sino de todo el estado. ¿Quieres saber de qué se trata? ¡Descúbrelo aquí!

LEE TAMBIÉN: Huauzontle, un súperalimento mexicano poco conocido

imagen

Como un sombrero de charro

El pishul es un alimento típico del Pueblo Mágico de Tapijulapa, un sitio pintoresco de origen zoque, con abundante naturaleza y cuerpos de agua. Visitarlo representa toda una experiencia, que incluye recorrer sus calles empedradas de traza virreinal, con casas pintadas de blanco y tejados de dos aguas. Sin embargo, después de una larga caminata siempre da hambre ¡y nada como un pishul para saciarla!

A primera vista, por su forma, tamaño y mezcla de ingredientes, puede recordarnos a una pizza. No obstante, conserva el sabor local y la creatividad de la tradición tabasqueña a través de sus elementos, que podrían considerarse más semejantes a los de la tlayuda. Verás, la palabra “pishul” viene de la lengua chol y se traduce como “sombrero grande”, lo cual cobra bastante sentido cuando comparamos el platillo con la copa de un sombrero charro. ¡Ambos son enormes!

LEE TAMBIÉN: Maíz quemado o el delicioso huitlacoche, alimento mexicano

imagen

La creación del pishul se relaciona con las influencias indígenas y las prácticas culinarias locales. Todo comienza con un “totoposte”, como se le llama a la gran tostada de maíz delgado, al cual se le untan frijoles refritos con manteca de cerdo. Se le agrega una porción generosa de queso de hebra, carne asada –que también puede ser cochinita o pollo pibil–, lechuga, jitomate, crema y salsa al gusto.

Un pishul cuesta aproximadamente 160 pesos, un precio bastante accesible considerando la cantidad de comida que tendrás en tu plato. Una sola pieza puede alcanzar hasta para cuatro personas, dependiendo del apetito de cada una. ¡Es sin duda una delicia para compartir!

¿Se te antoja? ¿Lo has probado antes? Cuéntanos en la sección de comentarios, te estaremos leyendo.

¡DESCUBRE OTRAS DELICIAS MEXICANAS!

Queso de tuna: un dulce nutritivo, delicioso y... sin leche

Asado de boda: el origen del platillo más romántico de México

¿Los cacahuates japoneses son en realidad mexicanos?

Caldo de piedra, exquisita tradición oaxaqueña

imagen



Búscanos en redes sociales