Las escalofriantes apariciones del Kilómetro 31

/
exodus exodus exodus +110

Como buenos amantes de los viajes, a menudo cruzamos las carreteras de México rumbo a nuestros destinos, disfrutando de la experiencia y los paisajes que nos regalan estos caminos. Sin embargo, también sabemos que no todo es color de rosa. Tristemente, las desgracias ocurren, lo que da paso a historias siniestras de todo tipo, incluidas las leyendas.

Un claro ejemplo de esto son las narraciones en torno al Kilómetro 31 en la carretera México-Toluca, en dirección hacia el Parque Nacional Desierto de los Leones. Cuando los conductores llegan a ella, la atmósfera se torna angustiosa, entre las largas figuras de los árboles, la niebla espesa, y las curvas peligrosas.

A lo largo del tiempo, aquí han ocurrido múltiples accidentes; pero éstos podrían tener una explicación paranormal, según lo que muchas personas aseguran haber visto. ¿Te intriga saber qué es? ¡Aquí te lo contamos!

LEE TAMBIÉN: El Mechudo, inquietante historia de Baja California Sur

imagen

Sombras que deambulan

Se cree que esta carretera está habitada por fantasmas atrapados en su tormento. Quienes han sobrevivido a accidentes automovilísticos en el Kilómetro 31, aseguran que de forma repentina se cruzaron en su camino hombres vestidos de civiles, o bien monjes ataviados de negro. Los conductores, asustados, perdieron el control y esto ocasionó sus tragedias.

Ante estos testimonios, han surgido varias leyendas tratando de explicar a quiénes pertenecieron dichos espíritus. Las historias más populares narran que varios hombres que participaron en la construcción de la carretera murieron de forma violenta.

Otras versiones más, hablan acerca de los monjes que habitaban en el antiguo convento de los Carmelitas descalzos, construido entre los siglos XV y XVI. Los hábitos que usaban coinciden con las ropas de las sombras deambulantes, pero los motivos por los que sus almas no pudieron transcender siguen siendo un misterio…

LEE TAMBIÉN: La escalofriante historia del bebé abandonado en Orizaba 

imagen

Un fantasma vengativo

Las historias anteriores asustan, pero la que causa más horror en los espectadores es la del niño fantasma. Se dice que este pequeño fue ahogado por su propia madre, por lo que su alma no descansa. A pesar del tiempo, permanece tan furioso, que causa tantos accidentes como puede; ya sea para que otros espíritus le hagan compañía, o para causar sufrimiento en los demás.

El niño se cruza justo después de una curva; los automovilistas entran en pánico, y ya sea que lo “atropellen” o pierdan el control. En el primer caso, la gente suele bajarse para ayudarlo, cuando descubren que no hay nadie. Escuchan pisadas a su alrededor, y algunos incluso llegan a verle de frente. Aquellos que han contemplado sus ojos vacíos, permanecen con esta imagen en su cabeza por mucho tiempo; aunque el niño desaparece, en realidad se queda en la memoria y en los sueños del desafortunado.

¿Tú que piensas acerca de todo esto? ¿Conoces otra versión al respecto? ¿Crees que exista algo sobrenatural aquí o es pura sugestión? ¡Cuéntanos en la sección de comentarios! Aunque, eso sí: ya sea que pases por esta carretera de día o de noche, siempre percibirás una extraña vibra, así que ten mucho cuidado…

¡CONOCE OTRAS LEYENDAS TERRORÍFICAS DE MÉXICO!

Tlahuelpuchi: brujas y vampiras tlaxcaltecas 

Las apariciones del niño de Momoxpan

Terror queretano: La tétrica historia de Don Bartolo

La leyenda del Callejón del Diablo, un clásico chilango

imagen



Búscanos en redes sociales