Asado de boda: El origen del platillo más romántico en México

/
exodus exodus exodus +110

¡Ah, es febrero y el amor está en el aire! A propósito de la temporada, los mexicanos somos conocidos alrededor del mundo por nuestra efusividad a la hora de expresar sentimientos, pues los demostramos de formas tan intensas como variadas.

En este caso, un lenguaje del amor que suele pasarse por alto es la comida; pero existe. Tanto así, que los estados de Zacatecas y San Luis Potosí se disputan la creación de un platillo exclusivamente ofrendado en las bodas. ¿Sabes de cuál hablamos? ¿Lo has probado? ¡Aquí te contamos acerca de su tradición y su origen!

LEE TAMBIÉN: La curiosa anécdota detrás del huarache, delicia mexicana

imagen

Del novio para la novia

El asado de bodas es un clásico tan delicioso como versátil, pues puede cocinarse de distintas formas; la más popular consiste en carne de cerdo sumergida en una salsa roja, tipo estofado, hecha con chiles, especias y chocolate. Aunque pareciera un mole, su consistencia es más líquida. Sin embargo, ya que se consume en varios estados como Zacatecas, Durango, Coahuila, Sonora, Sinaloa y San Luis Potosí, la receta varía dependiendo de la región.

Como sabrás, los guisados de puerco en nuestra cultura a menudo se relacionan con la abundancia, de ahí que en las grandes fiestas del norte –como lo es un buen bodorrio, cómo no–, nunca puede faltar esta delicia acompañada de otros platillos, sopas y guarniciones, para que todos los invitados puedan incluso doblar porciones. Si esto ocurre ¡es un brillante augurio de prosperidad para los recién casados! Además, este es uno de los grandes motivos por los que amamos asistir a bodas ¿cierto?

Hoy en día, esta costumbre se conserva más en pueblos y comunidades rurales, donde el asado en sí representa una ofrenda por parte de la familia del novio para honrar a la familia de la novia. En verdad esperamos que esta tradición no se pierda ¡con lo sabroso que es! Muy delicioso, y lleno de tradición, considerando la leyenda que se narra en torno a su creación.

LEE TAMBIÉN: El arte ancestral de la cocina de humo

imagen

Autor: Pancho Villa

Se dice que, durante la Revolución Mexicana, el mismísimo Francisco Villa llegó con sus tropas al Ejido de Morelos, en Zacatecas. Allí, para celebrar sus últimas victorias en el campo de batalla, pidió que le prepararan un platillo con carne de cerdo y chile muy similar al asado que conocemos. ¿Tú qué piensas? ¿Esta idea te parece realmente probable?

Como haya sido, es innegable la presencia de esta delicia en nuestra gastronomía. ¿Sabías que existía? ¿Te parece el platillo perfecto para una boda? Cuéntanos en la sección de comentarios, estaremos leyendo tus impresiones.

¡CONOCE MÁS PLATILLOS TRADICIONALES DE MÉXICO!

Temporada de mole de caderas

Caldo de piedra, una deliciosa tradición de Oaxaca

Algunos platillos hechos en Pueblos Mágicos

Ensalada César, una delicia italiana creada en Tijuana

imagen



Búscanos en redes sociales