PAPEL PICADO – la historia de una artesanía (china) poblana

/
exodus exodus exodus +110

¿Ya pensaste en qué incluir en tu ofrenda de Día de Muertos? Puede que incluso te nos hayas adelantado y ya la tengas lista, con flores de cempasúchil, calaveritas de azúcar, pan de muerto, adornos variados, los alimentos favoritos del o los difuntos y fotos suyas, entre muchas cosas más. Dependiendo de la región, así como de cada familia, el altar puede incluir una variedad enorme de elementos; sin embargo, no podemos negar que uno de los más comunes e importantes es el papel picado, pues incluso lo vemos alegrando las calles durante estas fechas, además de que se consigue en muchos lugares.

Este colorido adorno resulta tan emblemático para los mexicanos, que fue nombrado Patrimonio de la Humanidad de Puebla. Sin embargo ¿conoces su origen? ¿Te has preguntado como lo hacen? Bueno, nunca está de más saberlo, así que te lo contamos a continuación.

LEE TAMBIÉN: ¿Conoces el Barrio Chino en CDMX? ¡Descubre qué puedes hacer en él!

imagen

Inventos chinos (y también poblanos)

Podría decirse que, en un principio, el papel picado partió de la cultura china, ya que el material con el que se elabora es importado desde allá. Fue trabajado en Europa desde el siglo XVI, por lo que llegó a México en el siglo XIX gracias a España. Para ese entonces, las haciendas se encontraban en su mayor auge. Los trabajadores eran prácticamente obligados a comprar sus productos en las tiendas de raya, donde el “papel China” fungía un papel importante, al envolver con él toda la mercancía a la venta.

En concreto, la gente del poblado de San Salvador Huixcolotla, en el estado de Puebla, comenzó a trabajar este papel como un pasatiempo. Ellos desarrollaron la técnica y las características que ahora conocemos, mientras que en el día se dedicaban a sus labores de campo. Qué creatividad la suya ¿no crees? Con el paso del tiempo, el papel picado se convirtió en una bella tradición que fue transmitida de generación en generación.

imagen

Los artesanos incluso comenzaron a vender su trabajo a poblados vecinos, y para 1930 se expandieron por más pueblos de Puebla y Tlaxcala, hasta que en los años sesenta, dicha artesanía llegó a la Ciudad de México. El resto es historia. A partir de entonces, el papel picado ha sido reconocido a nivel nacional e internacional, y se convirtió en una pieza importante para cualquier celebración con temática mexicana, no sólo el Día de Muertos.

Ahora que sabemos todo esto, aún nos queda una duda… ¿cómo le hacen para crearlo sin morir en el intento?

LEE TAMBIÉN: Barro negro de Oaxaca, hermoso y muy valioso

imagen

El secreto de los artesanos

Primero debe tenerse un dibujo o un diseño que se pondrá sobre las hojas de papel de China, y que se empleará como guía para el recortado. Los artesanos más expertos trabajan con fajos de aproximadamente 50 hojas que manipulan con cinceles y martillos. ¡Y sin salirse de la rayita! Por supuesto, tú también puedes hacer el tuyo, aunque con mucho cuidado y menos pliegos ¿vale?

Sus colores son siempre llamativos, y la figura más común es la Catrina. Esta artesanía característica de México se ha vuelto una forma de expresión, con temas, formas y materiales distintos para ornamentar todo tipo de eventos. ¿Tú qué piensas? ¿Te animas a hacer un diseño original o te falta pulso? ¡Cuéntanos en los comentarios!

LEE MÁS ACERCA DE FABULOSAS ARTESANÍAS MEXICANAS:

Los milagritos y su lindo origen 

Árbol de la vida, el universo en una colorida artesanía

Jarrito de Tlaquepaque: un importante legado artesanal

imagen



Búscanos en redes sociales